Tag Archives: embrujos de shanghai

Crystal Jade, dim sum cantonés y cocina shanghainesa

23 Nov

CrystalJade03Decir que Crystal Jade ofrece el mejor dim sum de Shanghái, sería demasiado. Sin embargo es cierto que es una muy buena elección para probar y disfrutar estas deliciosas ‘tapitas’ cantonesas servidas en pequeñas porciones. Crystal Jade es una cadena y hay diversos por la ciudad, pero nos gusta especialmente y recomendamos el que se encuentra en Xintiandi.

¿Por qué probar Crystal Jade? Por muchos y muy variados motivos. El primero, su elegancia. Es un restaurante decorado de forma sobria, con muchos rojos y granates, las luces adecuadas, flores… Así que la imagen es la de un restaurante de calidad, apto para celebraciones familiares, apto para reuniones de negocios, apto para cenas románticas, apto para comidas en grupo. El tipo de clientela va acorde con el lugar, así que se trata de comensales refinados, respetuosos y silenciosos. El segundo, sus mesas redondas con la superficie de cristal giratoria. Sí, es cierto que hay muchos que las tienen, pero nos sigue gustando descubrirlos. Para los ojos de una occidental, sigue pareciéndome una interesante manera de compartir la comida y, cómo no, de comerla (siempre surgen situaciones divertidas alrededor de este tipo de mesa). Tercero, el origen de la clientela. Si bien hay bastantes extranjeros que han dado con el local mientras paseaban por Xintiandi, también hay muchos chinos y esto siempre es una buena señal. Los autóctonos confían en su carta, muy menudo hacen cola para poder entrar y suelen ir en familia. Esta popularidad es sinónimo de buena comida. En cuarto lugar porque la carta está en chino, en inglés y “en imágenes” (por cierto, unas fotos apetitosas, que nos despiertan el hambre ni bien abrimos la carta). Y quieran que no, esto siempre ayuda para poder elegir buenos platos. El quinto motivo es su precio, más que razonable para el tipo de restaurante en el que nos encontramos. El sexto que, nada más llegar, nos reciben con un rico té. Y así podríamos seguir enumerando los motivos para probar Crystal Jade.

CrystalJade02

El plato que no puede dejar de pedir son los xiaolongbao. Están deliciosos: masa bien fina y con un relleno exquisito. Muchos de los que los probaron en este restaurante tienen a Crystal Jade en las primeras posiciones de su ranking particular de xiaolongbao. En el apartado de verduras, hay muchas y muy variadas, desde las judías con carne de cerdo, a un brócoli con setas (no muy espectacular, pero va bien para calmar otros sabores demasiado picantes), unos panecillos con verduras (en la sección de entrantes), o platos de berenjenas. Si se acerca a la cocina y ve cómo están preparando los lamian, seguro que le vendrán muchas ganas de probarlos, así que anote también este plato a la lista. Entre las diferentes variedades de arroz, el de jengibre es una buena elección. Pollo con salsa agridulce, para completar la explosión de sabores. Y sí, también tienen pato pequinés, ¿por qué no probarlo?

Aunque los dulces chinos no son nuestros favoritos, Crystal Jade tiene algunas propuestas que no nos dejarán indiferentes. Por ejemplo los Jindeui, rellenos de salsa de judías pintas, y otro sabroso postre que lleva col en su interior y es crujiente como un croissant en su exterior (curiosa e interesante mezcla). Otro clásico del lugar es el pudding de mango.

Dirección: 2/F, No. 6-7 South Block Xintiandi, Lane 123 Xingye Road, cerca de Madang Road (está dentro del centro comercial, en la segunda planta)

Parada de metro: Xintiandi (Línea 10).

Horario: De lunes a sábado, de 11.00 a 22.30, y los domingo de 10.30 a 22.30.

Teléfono: +86 21 6385 8752

Web: http://www.crystaljade.com

Precio: Entre 100 y 250 RMB

Un buen lugar para… una comida familiar, una comida de grupo, una comida de negocios o una comida en pareja.

Consejo: Mejor reservar.

Publicado en Hola China. 13/09/2012

Advertisements

Rubén Méndez: “El flamenco es una forma de vivir, un humor, un estado de ánimo”

16 Nov

RubenMendez11

Natural de Sevilla (España), Rubén Méndez es guitarrista de flamenco. Lleva el arte y la pasión en la sangre. Cuando habla sobre los palos del flamenco, su rostro se ilumina. Lleva prácticamente un año en Shanghái, deleitando al público con una actuación semanal, los sábados en la Biblioteca Miguel de Cervantes, como preludio de la película del ciclo de cine. Méndez disfruta dando a conocer el flamenco en China.

¿Qué definición daría de “flamenco”? La palabra flamenco viene del caló –el lenguaje del pueblo gitano español– y significa cuchillo, algo cortante. Por eso el flamenco “corta”, con su rasgueado. Es un sentimiento que pasa del llanto a la alegría, así, de repente. Pero, sobre todo, el flamenco es una forma de vivir, un clima, un humor, un estado de ánimo. Es una cultura que los flamencos llevamos metida en la sangre. Está muy enraizado al pueblo andaluz.

¿Solo el músico es flamenco? No, hay mucha gente que es flamenca sin dedicarse a la música. Flamenco es aquél al que le pasa una pena y es capaz de convertirla en alegría; es aquél que tiene una avería en el coche y no se enfada; es aquél que ve que en el bar de debajo de su casa están cocinando con aceite ya quemado y le baja una botella de aceite de oliva al cocinero…

¿Desde cuándo le vienen el sentir flamenco y el sentir musical? Mi madre es profesora de música y mi hermana es concertista de piano. Una tatarabuela era bailaora…Así que diría que casi de antes de nacer. Cuando tenía 17 años empecé a tocar en una banda de rock and roll. Al poco empecé con el flamenco, que estaba más ligado a mi forma de ser. Ya tenía la base, todo estaba allí…

¿Cuándo llegó a Shanghái? Hace un año. La primera en pisar la ciudad fue mi hermana, para dar un concierto de piano flamenco en la Exposición Universal de Shanghái, estuvo un par de meses. Le encantó. Luego vino mi hermano. Entonces yo me decidí a venir a Shanghái. Quería tener una experiencia diferente. Uno viene con lo puesto, tiene que moverse y tener un verdadero espíritu aventurero. No es fácil pero es apasionante.

¿Dónde podemos ver a Rubén Méndez? Todos los sábados en el ciclo de cine de la Biblioteca Cervantes. Antes de que empiece la película, les traigo a los espectadores una pequeña muestra de flamenco. Ahora estoy de vacaciones y volveré a arrancar en septiembre. También doy clases en el JZ Club, una escuela de música. Siempre estoy abierto a nuevos proyectos para dar a conocer el flamenco.RubenMendez2

¿Cómo se percibe el flamenco en China? Como algo exótico y atractivo. Son ritmos y sonidos tan diferentes a los chinos que el público lo recibe como algo desconocido. Empiezan a entenderlo y empiezan a disfrutarlo.

¿Y qué es lo más complicado para los chinos que aprenden flamenco? La fuerza del flamenco. Están más acostumbrados a ritmos que no varían tanto y de repente el flamenco es eso, fuerza, rasgueo, ritmo, compás…

¿Compone? Sí, ¡por supuesto! El 80% de las falsetas que toco son mías.

Para los no entendidos, ¿qué es una falseta? Una ejecución solista de la guitarra que hay entre los espacios de ritmo. Es como en el jazz, el momento de ejecución solista de cada uno de los instrumentos. El flamenco se compone de palos y cada palo se subdivide en estilos. Tengo un árbol genealógico de todos los palos con sus divisiones. Luego entre medio de esas rumbas, soleás, martinetes, bulerías… se meten las falsetas.

En el flamenco, ¿es más importante la técnica o la improvisación? La técnica es el vehículo que te permite expresarte. Si no tienes la técnica, no puedes improvisar. Una vez se tiene la técnica, se trata de una cuestión de oído. Afortunadamente, tengo muy buen oído musical y sé dónde encajan los sonidos y los ritmos.

¿Quiénes son sus maestros? Mi viejo amigo y compadre, Jerónimo Maya. Tiene una excelente técnica. Está a años luz de todo. Es mi maestro espiritual. También Enrique Escudero y Manuel Molina.

¿Y sus referentes? Paco de Lucía, El Tomatito, el Niño Miguel, el Niño Josele, Pepe Habichuela, Rafael Riqueni y tantos otros.

Dicen que el tipo de instrumento que toca un músico refleja mucho su personalidad. El instrumento absorbe la personalidad del músico. La guitarra es alegría, es ruido, es pasión, es optimismo. Así soy yo.

Contacto: rubantis@hotmail.com

Publicado en Hola China. 12/09/2012

Southern Barbarian, donde cualquier plato es una buena elección

9 Nov

SouthernBarbarian1

Es uno de esos restaurantes que “se vende” por el boca-oreja: a uno se lo recomiendan, a otro le lleva un amigo, otro va por una cena de grupo… Sería raro llegar allí de casualidad, ya que no está a pie de calle y desde la acera solo podemos ver un cartel en la fachada de un edificio que nos indica que, efectivamente, allí se encuentra Southern Barbarian. Al caminar por el pasillo que nos conduce hasta el lugar, y llegar a un patio con olores de cocinas, y luego subir las escaleras, es fácil dudar sobre con qué va a encontrarse uno. Afortunadamente, la sorpresa es grata.

El local es sencillo, con una decoración más bien minimalista y un poco fría: paredes blancas, mesas y sillas negras… El piso de arriba tiene un poquito más de color, aunque sigue una línea muy parecida. La iluminación un poco baja… Pero como nos importa más la comida, mejor no fijarnos demasiado en estos detalles e ir directamente a disfrutar de la carta.

Hay un plato para valientes y el resto, apto para todos los comensales. Nos referimos a un plato que combina saltamontes, gusanos y abejas. Sí, han leído bien. Los que no tienen manías, a los que les gusta probarlo todo, los que ya han hecho alguna incursión en la cata de insectos a la parrilla… Southern Barbarian es un buen lugar para probar estos bichitos bien hechos y crujientes.

Si no está en la categoría de los valientes, se puede adentrar en el resto de la carta. Southern Barbarian ofrece cocina de Yunnan. Un plato que no puede faltar en su elección es el de queso de cabra, un poquito salado pero exquisito (sobre todo en un país en el que el queso como opción en los restaurantes escasea). Como en la mayoría de locales chinos, comer verduras es una delicia. En Southern Barbarian, hay un plato muy recomendable como entrante: berenjenas con tomates (charcoal-grilled aubergine with tomatoes). No se trata del típico –aunque delicioso plato de berenjenas con otras verduras y una salsa–, no. Las berenjenas están hervidas o al horno, al igual que el tomate; todo triturado y mezclado, con una pizca de sal y de aceite, y servido frío (recuerda un poco a la escalibada catalana). Otra especialidad de la casa es una especie de pizza hecha con patatas (Yunnan potato shred pancake), muy crujiente y aceitosa, que tiene un sabor que engancha. Después de probar un trocito, uno siempre quiere más.

Se sirven pinchos de carne, por su supuesto, y se puede elegir el grado de picante, de 1 a 4. Y también hay pinchos de pescado. Hay un plato de ternera con menta y pimientos picantes (Spicy beef with fried mint leaves) que, al verlo, parece que nos pueda hacer sacar fuego por la lengua; sin embargo, no es así, tiene un ligero sabor picante, pero totalmente soportable.

Southern Barbarian es también muy conocido por su extensa carta de cervezas, que cuenta con una variada gama de cervezas de exportación.

Es un buen restaurante para disfrutar de la comida de Yunnan. Se echa de menos que entre la clientela no haya más autóctonos.

Dirección: 2F Area E, 56 Life Art Space, 169 Jinxian Road cerca de Maoming Road // 进贤路169号生活艺术空间E区2楼, 近茂名南路

Parada de metro: South Shaanxi Road (Líneas 1 y 10).

Horario: De lunes a viernes, de 10 a 22 h, y fines de semana, de 10 a medianoche.

Teléfono: 021-5157 5510 //  13621797634 (reservas en inglés)

Web: http://www.southernbarbarian.com

Precio: Entre 70 y 250 RMB

Un buen lugar para… hacer comer con amigos y hacer comidas de grupo (cuanta más gente, más variedad de platos se puede probar).

Publicado en Hola China. 06/09/2012

Mercè Carreras y Wu Yuwen: “Las mujeres de Shanghái y Barcelona son vanguardia en el empoderamiento femenino”

2 Nov

MerceCarrerasyWuYuwen2Barcelona-Shanghai Women Bridge (BSWomenB) es un proyecto intercultural al frente del que se encuentran Mercè Carreras-Solanas y Wu Yuwen. Esta iniciativa busca unir a las emprendedoras y profesionales de diferentes generaciones que viven en el área de influencia de ambas ciudades. El objetivo es promover la transferencia de tecnología y compartir conocimientos y valores culturales.

La asociación nace con el objetivo de generar confianza intercultural ¿Cómo se define esa confianza? Entendemos la confianza intercultural como un deseo de conocer a la otra, de pensar que te puede aportar algo positivo, que no se trata de un juego de suma cero sino de un win-to-win (todas ganamos en el intercambio). No es una asociación propiamente dicha, sino un grupo informal de profesionales de ambas ciudades que con una web, un blog y una cuenta de twitter gestionados por una shanghainesa y una barcelonesa promueven esta confianza intercultural con el objetivo de conseguir un intercambio de experiencias que nos permita conocernos mejor y, por lo tanto, confiar más en la otra.

Desde su creación, ¿cuáles han sido los proyectos que han tirado adelante? En 2009 contactamos con la China Europe International Business School (CEIBS) a través de Pedro Nueno y Jaume Ribera y entramos en contacto con la cátedra del Puerto de Barcelona y con Cristina Castillo, con quien mantenemos contactos desde entonces y que forma parte de este proyecto. En 2010 asistimos a la Expo de Shanghái durante la Semana Catalana e hicimos difusión en el blog y en la web con las crónicas de Silvia Company, que trabajó en el pabellón de España. Hicimos difusión con fotografías del pabellón de Barcelona y participamos en los diferentes actos que se hicieron durante la semana y en el acto conjunto que hicieron las universidades catalanas para darse a conocer en Shanghái.

Comentan que el lema de la Expo, “Better City, Better Life”, encajaba perfectamente con su filosofía. Sí. Barcelona-Shanghai Women Bridge considera la ciudad como la principal estructura organizativa contemporánea, por encima, a nivel de eficiencia en la gestión, de los otros niveles de gestión de gobierno. Creemos que las mujeres tenemos mucho que aportar a la gestión de las ciudades porque una ciudad que se adapta a las necesidades de las mujeres, se adapta a las necesidades de toda la población. También en 2010 contactamos con la Shanghai Women Federation (SWF), asociación que engloba a las mujeres de Shanghái de todas las áreas profesionales. Las recibimos en su primera visita a Barcelona.

¿En qué se diferencia la situación de las mujeres en Shanghái y en Barcelona? Una impresión personal, corroborada con Wu Yuwen, es que entre las mujeres de Shanghái reina un mayor pragmatismo y una mayor capacidad de relacionarse con el dinero, numerosos estudios señalan que las mujeres occidentales históricamente han mantenido una relación distante con el dinero. En cambio en Shanghái tradicionalmente la mujer ha gestionado el dinero de la familia y es muy habitual que sea la mujer quien pague las cuentas de la familia en público, por ejemplo, en el restaurante, mientras que en Barcelona, si hay un hombre en la mesa, el camarero aún suele llevarle la cuenta a él.BSBwomen

¿Cree que es así por alguna razón? Quizá por la política del hijo único –que ha convertido a los niños en un bien escaso– los hombres se han implicado más en su cuidado y, al no tener tantas cargas familiares, ellas han podido dedicar más tiempo a la vida profesional. Esto hace que sea más fácil para ellas hablar de dinero y que estén más orientadas a buscar resultados monetarios y a hacer negocios que las barcelonesas. En Barcelona, hasta ahora, la cohesión social y el estado del bienestar han permitido unas mayores cotas de idealismo en la relación de las mujeres con los negocios.

¿En qué se parecen? Unas y otras pertenecen a las ciudades más avanzadas y progresistas de sus países, a dos de las ciudades pioneras a nivel global, esto hace que las mujeres de ambas ciudades hayan constituido la vanguardia en la defensa de los derechos y el empoderamiento de las mujeres. De todas formas todavía queda un largo camino por recorrer, todavía hay un alto porcentaje de violencia machista en ambas ciudades. Este fue precisamente uno de los temas que abordamos en el workshop que organizamos en Barcelona, en Casa Asia en mayo de 2011, donde Zhao Zhijuan, presidenta del Shanghai Minhang District Women’s Federation, explicó las medidas concretas aplicadas en su distrito para la prevención y lucha contra la violencia machista. Señaló que se trata de un problema estructural y, por tanto, global.¿Qué puede aprender Occidente de China? La perseverancia, la paciencia, el no querer convencer a los demás, China copia del exterior lo que considera bueno y espera que nosotros hagamos lo mismo. Es una cultura espejo.

Los puentes que se han creado con el proyecto Barcelona-Shanghai Women Bridge, ¿qué frutos concretos han dado? De momento hemos creado lazos estables con profesionales vinculadas al CEIBS, la SWF y la Fudan University y con empresarias y profesionales de diferentes sectores, lo que nos permite ir tejiendo una red de vínculos personales y profesionales que facilitan la tarea de intercambio de buenas prácticas entre ambas ciudades. En Barcelona estamos en contacto con profesionales de la Universidad de Barcelona, Casa Asia y el Consejo de las Mujeres del Ayuntamiento de Barcelona.

¿Por qué es importante crear asociaciones y organizaciones que vinculen ambas realidades? Porque son culturas muy diferentes y China y su nuevo liderazgo despierta miedos que queremos ayudar a disminuir por la vía del conocimiento y la comprensión mutua.

Publicado en Hola China.  5/09/2012

Andrea Rodés: “El progreso que ha hecho China en 30 años es un milagro”

17 Oct

AndreaRodes2Andrea Rodés es la autora de ‘Por China con palillos’. Vivió en Beijing durante la época de las Olimpiadas, y allí ejerció de corresponsal en China del periódico español Público. Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por ESADE, completó sus estudios con un posgrado en historia del arte en el Courtauld Institute of Art de Londres. Hasta 2006 compaginó el trabajo en galerías y museos con el periodismo escrito. Esta escritora española está a punto de publicar su nuevo libro, ‘Lejos de Pekín’ (Ed. Columna). Su primera obra, ‘Por China con palillos’, es más que un recorrido por la gastronomía de China, es también un libro de viajes, y un libro para adentrarse en la cultura y en la sociedad china.

“Por China con palillos” es… Un intento de libro literario-periodístico para que el lector español descubra de forma amena la China actual. La verdad es que de libro gastronómico tiene muy poco. No me considero una experta en cocina china. Me gusta mucho comer y creo que la comida china es un buen gancho para descubrir la cultura china.  Al fin y al cabo,  tanto españoles como chinos damos una gran importancia a la comida.  Cada capítulo sucede mientras como  en un restaurante, cantina o antro cochambroso perdido en alguna ciudad del gigante asiático.  Algunas crónicas están escritas en el barrio tibetano de Chengdu, otras  en un barrio de inmigrantes de Pequín, en la frontera con Corea del Norte… En el libro narro comidas e historias muy diversas.

¿Cómo surge la idea de hacer un recorrido por la gastronomía china? Se me ocurrió escribir este libro cuando decidí mudarme a China, a finales de 2006, y al querer documentarme sobre el país me di cuenta que no hay libros en español sobre China, aparte de guías turísticas o aburridos ensayos sobre política. Soy una fan del periodismo literario norteamericano. ¿Por qué en España no triunfa este género? Me encanta por ejemplo Peter Hessler, ex corresponsal del New Yorker en China, que ha publicado tres libros muy recomendables. Mi intención era escribir un libro periodístico que enganche y sea entendible para cualquier tipo de lector, desde mi madre a un premio Nobel. Y utilicé el gancho de la comida por dos motivos: porque a mí me encanta comer, y porque la cocina china es uno de los pocos referentes culturales que tenemos de China en mi país.

El libro nos descubre recetas e ingredientes, pero también hábitos y costumbres en las mesas chinas ¿Cuáles fueron las que más le sorprendieron? El hecho de que el arroz blanco o los fideos –según la zona– sean para ellos como nuestro pan. El orden de los platos. Los europeos llegamos y nos empeñamos en que nos sirvan el arroz primero, cuando se sirve lo último. La comida como un punto de encuentro social. La delicadeza con la que se pueden llegar a usar los palillos…

En China comer es más que un placer. La sociedad china le da gran importancia a la comida ¿Por qué? Pues como en España o en Francia, supongo. La comida es un motivo de encuentro social o familiar. En China también influye supongo que después de décadas de hambre y miseria, ahora quieran recuperar toda su riqueza culinaria y recrearse en la abundancia de comida. La comida llega a ser tan importante que en algunos lugares todavía se saluda con un “ni chi le ma?” (¿has comido ya?) , en lugar de decir “Hola”.

¿La variedad de comida y el interés por pedir el plato correcto pueden ser un aliciente para aprender el idioma? ¿O se puede sobrevivir de otras maneras, como las que aparecen en su libro (desde señalar un plato de la mesa vecina hasta arriesgarse a pedir cualquier plato)? Se puede sobrevivir a base de señalar de la mesa de al lado, pero ¡es arriesgado! Las apariencias engañan. En las ciudades los restaurantes suelen tener fotos, pero no sabes si ese plato de fideos estará bañándose en una salsa de ajo y guindillas que te repetirá toda la tarde…  Aprenderse los platos en chino es un buen aliciente para iniciarse en el idioma. Yo hablo fatal el chino, pero saber decir platos básicos como arroz blanco (mi fan),  arroz frito (chao fan), fideos fritos (chao mian), huevos revueltos con tomate o mi plato favorito, di san xian (sanfaina de patata, pimiento, berenjena), me ha salvado de situaciones complicadas en algunas zonas rurales. Personalmente, soy adicta a la manera de cocinar las verduras en china: salteadas en el wok muy caliente, casi al dente… Y los fideos caseros, sofritos con calabacín, cebolla, berenjena, o cualquier verdura que encuentren, están deliciosos.AndreaRodes1

De los diversos tipos de cocina china, ¿cuál es el preferido de Andrea Rodés? A mí me gusta la cocina de Pekín y del noreste, del Dongbei. Muchos fideos, raviolis y pastas rellenas hechas de trigo. Es una comida bastante sencilla. En Dongbei hacen unas ensaladas buenísimas con brotes de soja, zanahoria, etc.  Soy adicta a los jiaozi, los raviolis rellenos, se comen en toda China. La comida cantonesa y del sur es más sofisticada, pero me cansa más. Y además, en el sur, se lo comen todo: serpiente, pezuñas de pollo al vapor…

¿Y el plato preferido? A parte de los jiaozi, tengo dos: di San Xian (una especie de pisto hecho con patata, berenjena y pimiento) y ganBian Si ShiDou, unas judías verdes larguísimas, fritas hasta que queden muy arrugadas, y salteadas con carne de cerdo picada,  cebolla, una especie de verdura marinada muy rara y pimienta de Sichuan. Mmm

La comida china tiene cierta mala fama en España, ¿a qué cree que se debe? Hasta ahora, la mayoría de la cocina china que se sirve en España son platos cantoneses adaptados al gusto occidental. La  mayoría se pusieron de moda en EEUU: cerdo agridulce, pollo con almendras, arroz tres delicias, rollitos chinos (que en China son una especie de tentempié que se come en la calle)… Aquí el chino está asociado a barato y grasiento. Los chinos en España se han empeñado en ofrecernos estos cuatro platos, sin arriesgar a servir lo que ellos se cocinan para ellos mismos. Yo cuando voy a un restaurante chino siempre pido la “otra” carta, la de los chinos. Siempre hay. Hay que añadir que la situación está cambiando. En Barcelona hay chinos en los que se come muy bien, como la Olla de Sichuan, o el Shanghái.

El choque cultural entre Occidente y Oriente existe ¿Algún consejo para minimizarlo? Ser abierto de mente, no llegar a China con prejuicios ni pensando que Occidente “es mejor”.  La actitud colonialista de algunos expats occidentales es desesperante y vergonzosa. Hay gente que vive en Pekín o Shanghái y se pasa el día quejándose, de que si escupen, de que si huelen a ajo… tonterías diversas. China es un país de 1.300 millones de personas, que empezó a abrirse al mundo hace 30 años. El progreso que han hecho es un milagro.

De los años que vivió en Beijing, ¿cuál es su percepción sobre los cambios y la evolución de China? A nivel tecnológico, urbanista y material, Pekín cambia a una velocidad sorprendente. Vi cada vez más riqueza, más gente saliendo de la miseria, más metros y autobuses. Cuando yo llegué había sólo 3 líneas de metro. Cuatro años después, tienen el doble. Los jóvenes son curiosos, hablan cada vez mejor el inglés, tienen ganas de mejorar. Lo que más me gusta de China es encontrarme tantos “selfmademen” –gente salida de la nada, que con esfuerzo, empeño y ganas de aprender, consiguen hablar idiomas, montar un negocio, etc. Esta capacidad de emprender de los chinos me ha fascinado siempre. Lo que menos me gusta es la costumbre de “no decir no”, el miedo a perder la cara, que en el fondo es pánico a reconocer los errores en público.

¿Hacia dónde cree que camina China? Ni idea. Pero con cada vez más ciudadanos con educación, viajados, que estudian en Occidente, gente con recursos, consciente de sus derechos como individuo y como ciudadano global.

Publicado en Hola China. 29/08/2012

Susana Fortes: “Esta novela sobre Robert Capa y Gerda Taro ha sido mi manera de saldar la deuda que España tenía con ellos”

3 Oct

Susana Fortes

La escritora y articulista española Susana Fortes llega a China para presentar, en la Feria Internacional del Libro de Shanghái, su novela ‘Esperando a Robert Capa’, recientemente publicada en chino por Shanghái 99 (‘等待卡帕’). Después de unos días en la capital financiera, viajará a Beijing para seguir su promoción. En Shanghái, hace parada obligada en la Biblioteca Miguel de Cervantes, para satisfacer la curiosidad de hispanófilos, hispanohablantes y seguidores del fotógrafo Robert Capa, que llenan la sala donde Fortes ofrece una conferencia sobre su libro, sus personajes y los pormenores de su trabajo de investigación.

¿De dónde surge su interés por Robert Capa? Por un lado, soy un poco mitómana. Por otro, me he pasado la vida rodeada de periodistas, fotógrafos… Desde pequeñita sentí fascinación por él. Para mí, el siglo XX es un siglo lleno de guerras, en el que aparece el mito fundacional del corresponsal de guerra, una especie de héroe que nos acerca a los conflictos. Así, empecé a coleccionar libros y catálogos sobre Capa. Esta novela era cuestión de tiempo. Le había dado vueltas… pero las buenas historias no se inventan, uno nunca las elige, las tiene delante de los ojos y un buen día, uno se da cuenta.

¿Cuándo lo vio claro? Con el hallazgo de una maleta, en México, con los trabajos de Robert Capa, Gerda Taro y David Seymur. Para la prensa fue como encontrar el Santo Grial. En la maleta, estaba aquella foto de una mujer, dormida en la cama de un hotel, vestida con el pijama de su amante… Era Gerda Taro, la gran desconocida, la amante de Capa. Ella despertó mi deseo de contar esta historia.

SusanaFortes2

‘Esperando a Robert Capa’ no es una biografía. No, no quería escribir una biografía, quería escribir una novela. Soy fiel a fechas, a lugares, a los nombres de los amigos de Capa y de Taro… Hice un extenso trabajo de documentación para ser muy fiel a los personajes. Sin embargo es una novela, por lo que he inventado y construido diálogos, bromas, caricias… Pero tengo la convicción de que ellos se expresarían así.
¿Qué admira de Robert Capa y Gerda Taro? Admiro el valor de los dos. Su coraje. A mí me gustan los valientes. Y ellos lo son. Crecí leyendo historias de Lawrence de Arabia y otros héroes. Me interesa la valentía como material narrativo, este enigma de porqué unas personas son valientes y otras no. Taro y Capa son unos héroes escépticos, con muchas aristas, que se complementaban el uno al otro. Son dos personajes fascinantes. Fueron a España a luchar contra el fascismo y por eso creo que mi país tenía una deuda de honor con ellos. Esta novela es mi manera de saldar esta deuda pendiente.

¿Qué sintió al acabar de escribir esta novela? Un sentimiento ambivalente, es la satisfacción por haber acabado un trabajo pero, a la vez, la pérdida de un mundo en el que has estado viviendo. Un novelista tiene que meterse en la piel de sus personajes. Así, por muchos días, es como si hubieran estado desayunando, comiendo y cenando en mi casa. Y de repente, se corta ese cordón umbilical… y sufres una especie de depresión postparto. Afortunadamente no he llegado a desconectar del libro: lo escribí en 2009 y se ha ido traduciendo a diversos idiomas, por lo que sigo presentándolo y hablando de la historia. ¡Parezco la viuda de Robert Capa!

¿Qué significa para usted que su libro haya sido traducido al chino? Una gran satisfacción. Robert Capa estuvo en China, dando cobertura fotográfica a la guerra entre China y Japón. Por eso me parece muy interesante que se haya traducido al chino, para poder acercar también a los chinos esta historia de amor y de guerra.

Y su novela llegará también a la gran pantalla. Sí, el director de cine Michael Mann compró los derechos. El guión ya está acabado. No sé fechas, pero esperamos poderla ver pronto.SusanaFortes3

¿Siente que hay otros personajes en la historia española con los que su país está en deuda? Sí, pero yo les elegí a ellos. Tenían muchos ingredientes… lo tenían todo. Él era guapo, seductor, un gallito, algo sobrado… En la fotografía era intuitivo. Ella marcó la pauta de sus vidas, era su manager, le enseñó a vivir y le abrió el camino. Taro era muy respetada entre los corresponsales. La historia de ambos está marcada por la fatalidad, una fatalidad que me sorprendió. La suerte les acompañó hasta cierto momento… Durante la Guerra Civil Española, muchos políticos europeos dejaron abandonada a España. En cambio, Capa y Taro, como muchos brigadistas, decidieron venir, luchar y contar lo que pasaba. Por eso los elegí. Pero sí, hay otros músicos, científicos… con los que la historia y el país están en deuda.

Fotos: Enyik Cordovés

Publicado en Hola China. 22/08/2012

Sheng Sushi, rolls y makis deliciosos

17 Aug

Con pocas mesas y una pequeña barra en su interior, y otras cuatro mesas en la acera, en el acogedor restaurante Sheng Sushi siempre hay movimiento: los comensales entran y salen, los camareros atienden con una sonrisa las peticiones de los clientes, se acercan trabajadores que al salir de su oficina van a buscar algunos rolls para comer en casa… Con su simpatía, su hospitalidad, sus deliciosas propuestas y sus precios, se han ganado una clientela habitual.

El restaurante está ubicado en una calle que, en pocos metros, concentra una variada oferta gastronómica pensada, sobre todo, para extranjeros –aunque también son muchos los autóctonos a quienes les gusta descubrir los nuevos locales que abren en Yongkang Lu.

Su carta se compone principalmente de sushis, makis y de rolls. Makis y sushis, los tradicionales: de atún, de salmón, de pepino, de cangrejo… En cuanto a los rolls, hay una extensa variedad, acompañada de fotografías y de recomendaciones de la casa. El California Roll, con manzana, huevo, tobikko y kanikama; el Elena Roll, de atún, salmón y una; el Rolls Royce, con un sabor intenso a wasabi y con salmón, queso y tocino; el Western Empire Roll, con tempura, mango, manzana y aguacate; elMorocco Roll, para paladares más suaves, con salmón, atún, jamón y manzana… Y la lista continúa. Sólo hay que tener unos minutos para poder leer ingredientes y combinaciones, y acabar de decidir cuál se prefiere.

La reacción de los comensales al probar el sushi de este restaurante suele ser muy parecida: después del primer bocado, se dibuja una sonrisa; al acabar la primera unidad, muchos comentan “es el mejor sushi que he probado en mi vida”. El sabor es insuperable, los ingredientes de calidad y la cocina, muy cuidada.

También hay diferentes sashimis y sopa miso. Para los que no son muy aficionados a la comida japonesa, en Sheng Sushi también se pueden probar noddles y arroces. Como acompañamiento, ensaladas de aguacate o de marisco, pulpo a la mostaza u otras pequeñas delicatesen.

La sección de postres no es muy extensa, tan sólo cuatro opciones, pero todas ellas valen la pena, sobre todo el refrescante sorbete de piña.

Como no, el sake está presente en la carta. Aunque nuestra recomendación es la Asahi Beer, una cerveza seca que va muy bien para acompañar el sushi.

Este local concurrido es una excelente elección para los amantes del sushi. Si lo prueba, seguro que repite.

Parada de metro: South Shaanxi Road (Línea 1 y 10).

Dirección: 53-55 Yongkang Road, cerca de Jiashan Road //永康路53-55号, 近嘉善路.

Horario: De lunes a domingo, de 10:00 a 21:00 horas.

Web: http://shengsushi.com

Teléfono: 021-13917045113

Precio: Entre 50 y 150 RMB

Un buen lugar para… cenar en pareja (aunque no para hacer una cena romántica), con amigos y con compañeros de trabajo. Buena opción para hacer delivery.

[Crítica publicada en Hola China: http://www.hola-china.net/?p=9097]